Contamos en este blog nuestros viajes, la planificación, lo recorrido. Para que puedan serviros de ayuda a lo hora de planificar los vuestros.

Preparativos, compra de vuelos, contrato del hotel. ¿Cuándo es el momento adecuado?

Planificación, mapas con lo que vamos a visitar.

Distintos lugares con encanto, donde merece la pena perderse.

En definitiva: Consejos, sugerencias, ideas, itinerarios, planes que estamos seguros os harán más fácil vuestro viaje.

Feliz viaje

martes, 18 de mayo de 2010

Desayunar en París

Con mucha frecuencia a la hora de escoger un hotel u otro tenemos en cuenta el precio, la ubicación y en ocasiones el incluir o no el desayuno. En muchas ocasiones los hoteles muestran un precio atractivo pero en él no va incluido el desayuno en el hotel. Os contamos nuestra experiencia y como lo llevamos.
Cuando escogimos el hotel, el precio nos parecía muy atractivo teniendo en cuenta la calidad y la situación del mismo. El único inconveniente que presentaba era el desayuno que no iba incluido en el precio que nos indicaban. Después de estudiarlo nos decidimos a contratarlo y que ya una vez en París cada uno actuase como deseara y viese la posibilidad de desayunar en el hotel. También creo que en esto acertamos tal y como os contamos a continuación.


El desayuno en el hotel no suele ser nada barato. Nosotros estábamos en un hotel de tres estrellas y en el precio que nos pareció muy bueno no estaba incluido el desayuno en el hotel. Si queríamos contratarlo creo recordar que era sobre 12 euros más iva persona y día. Haciendo números para la semana que estuvimos suponía 84 euros por persona. Decidimos que mejor dejarlo para cuando estuviésemos en París y que una vez visto el tipo de desayuno que ponían cada uno desayunara o no.
En ocasiones los desayunos son muy justo y en concreto en nuestro caso, para nada se correspondía al precio que nos pedían. En cualquier cafetería, que en París hay muchas, podría uno desayunar mucho mejor y sin pagar la cantidad que nos pedían en el hotel. Y eso fue lo que hicimos, la mayor parte de las veces no desayunamos en el hotel.
También depende si se viaja con niños o no. Son cosas a valorar.
Pero nustro consejo es que siempre hay tiempo de coger el desayuno y que no lo valoréis como negativo en caso de que cuando estéis buscando hotel, no lo incluyan en el precio. Y una vez en el hotel comprobad la calidad y cantidad de los desayunos y valorarlo